Blog
Artículos de Mauricio de Medina

 

Los Cetes: solo el comienzo

El Certificado de Tesorería (Cete) es una alternativa simple y segura para obtener una renta fija; en los últimos años ha sido un instrumento interesante, dadas las tasas de interés y la manera en que permite la liquidez para el inversionista

El Cete actualmente ofrece un rendimiento muy atractivo. Empezó el año por encima de un 7% en tasa anual, lo que supera por mucho la inflación (primer objetivo del ahorrador); sin embargo, el alza en el impuesto al ahorro aplicado a inicios de año ha mermado un poco el atractivo de otros tiempos: el impuesto sobre la renta (ISR) en este año 2020 se encuentra en 1.45%, pero hay que recordar que veníamos de 1.04% en 2019 y de 0.46% en 2018.

El Cete en cualquiera de sus plazos (uno, tres, seis meses o un año) debe ser considerado un instrumento de ahorro que sirva para planificar y trazar metas de corto plazo; si se quieren mayores rendimientos, lo mejor es analizar otras opciones, ya que la tendencia muestra que la tasa podría bajar este año por la disminución de la inflación, la estabilidad del dólar y el decremento progresivo en la tasa de interés estadounidense.

Dentro de las opciones para quienes tienen ahorros en la platforma Cetes Directo existen además bonos gubernamentales de mayor plazo, UdiBonos, Fondo Bonddia, como posibles alternativas, sin olvidar que lo ideal es visualizar una estrategia más integral una vez que se ha alcanzado cierto nivel de ahorro.

En dicho caso, se puede comenzar a cultivar un portafolio de inversión diversificado y que tenga incluso una visión global, con acciones nacionales y extranjeras, que permita tener una mezcla de divisas, además de integrar otros instrumentos como bonos corporativos, Fibras y metales.

Estas últimas opciones pertenecen al mercado de renta variable, lo que implica cierto nivel de volatilidad, por lo que será aconsejable tener una proporción del portafolio en sintonía con el perfil de cada inversionista y siempre considerando que estas alternativas suelen ser más proyectos de mediano y largo plazo.

Lo anterior implica colocar dinero que no se necesite en el corto plazo pensando en objetivos de largo alcance, pues esta parte (corto plazo) deberá estar cubierta con los Cetes y/o con algún otro activo que tenga como características seguridad y liquidez.

En suma, los Cetes pueden ser los cimientos de un patrimonio, pues ayudan a construirlo en sus inicios. Una vez que estas bases se afiancen, levantar y hacer crecer el resto del edificio a largo plazo dependerá más de una buena estrategia y una mezcla diversificada de distintos activos.

Para conocer más sobre el tema, te recomiendo nuestro curso De cero a invertir: en qué y cómo colocar mi dinero para generar riqueza.

Consejos y noticias sobre finanzas personales

Once errores que hacen perder dinero

2022-06-09

Una de las acciones que se debe tomar al invertir es entender la diferencia entre una pérdida y una minusvalía, al mismo tiempo que debe entenderse algunos conceptos de inversiones que son simples. A continuación comparto los errores más comunes que cometen los inversionistas y cómo evitarlos: 1. Falta de […]

Cinco lecciones para mejorar tus finanzas personales

2022-04-13

Disfrutar de la vida, hacer las cosas que a uno le gustan, tener tiempo para la reflexión, darle significado a la vida son metas que directa o indirectamente pueden depender del dinero y su apropiada administración. En este blog comparto algunas ideas obtenidas del libro “I will teach you to […]

Siete pasos para alcanzar tus metas financieras

2022-04-06

En esta nueva entrada quiero compartirte siete maneras que te permitan cambiar tu relación con el dinero y enfocarte en mejorar tu salud financiera. 1. Ahorros = Libertad La mejor manera de evitar el consumismo, la deuda y la dependencia interminables es tener ahorros. Hay dos hitos clave a los […]