Blog
Artículos de Mauricio de Medina

 

¿Qué tan bien manejas tu capital?

Los buenos hábitos en el manejo del dinero son la base para crear y conservar riqueza. Y en nuestro país esta situación no luce en muy buenas condiciones: según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en 2018, solo 44 por ciento de los mexicanos tiene un mecanismo de ahorro, mientras que el 42 por ciento nunca ha ahorrado formalmente y el 14 por ciento dejó de hacerlo.

¿Qué hacer para empezar a inclinar la balanza hacia el lado opuesto? Como individuos o núcleos familiares necesitamos emplear métricas para diagnosticar nuestra salud financiera y buenas costumbres de ahorro e inversión para mejorarla, considerando variables como las siguientes.

Es un juego en solitario

Primeramente, tengamos en cuenta que el camino a tener solvencia y un nivel suficiente de bienestar material es un tipo de juego que implica competir con uno mismo y no contra los demás. Una manera de medir el avance es partiendo de una base y registrar los resultados cada cierto tiempo.

Hoja de balance

Para llevar el registro, anota en una sola hoja todos tus bienes (casa, auto, dinero en el banco, etcétera) y resta todas tus deudas (monto para saldar tu vivienda u otro inmueble, crédito automotriz o bancario, etcétera).

Así, sabrás de una manera aproximada el valor de tu patrimonio al momento de hacer tu primer corte y, al realizar este ejercicio cada año, apreciarás el aumento o decremento de tu riqueza.

En el largo plazo, el objetivo será que tu hoja de balance sea lo más positiva posible y con crecimiento en porcentajes anuales de dos dígitos.

Fondo de emergencia

Es recomendable tener un fondo de emergencia —de entre tres y seis meses de ingreso— en una inversión líquida, es decir, que sea accesible de manera inmediata en caso de ser necesario.

Este fondo evitará que tengas que recurrir a un crédito en urgencia que, por cierto, puede resultar muy caro. Procede a calcular el monto que necesitas y marca si lo tienes al momento de hacer este ejercicio.

Ahorro e inversión para el retiro

Mucho hincapié hay que hacer para ese futuro, cuando las fuerzas, las ganas o el entorno no permitan seguir laborando y generando ingresos que satisfagan los niveles de vida requeridos.

Para ese caso, lo aconsejable es ahorrar e invertir —al mismo tiempo— un 20 por ciento del ingreso: distribuido en 10 por ciento para el retiro; 5 por ciento para el fondo de emergencia (si no se tiene), y 5 por ciento para otra meta.

En suma, es importante tener una base de mediciones y hábitos para mantener nuestras finanzas en orden. Ya que trazamos un camino con presupuestos, balances y metas, lo siguiente es recorrerlo con una buena dosis de disciplina y constancia.

Si te interesa mejorar en la administración de tus finanzas personales, te recomendamos nuestro curso Las finanzas personales: herramientas de base para un patrimonio sólido.

Consejos y noticias sobre finanzas personales

¿Cómo empieza una burbuja?

2021-04-13

Una burbuja financiera es un término referido a una fuerte alza del valor de un activo, esta subida de precios en su inicio está sustentada por las expectativas de grandes ganancias a futuro, antes de llegar a la recta final muchos participantes se han subida a la inversión en vísperas de que el comportamiento alcista pueda continuar de manera prologada, lo cual en algún momento no puede mantenerse dándose el efecto de rompimiento de la burbuja que puede ser de grandes dimensiones.

¿Un rico necesita ahorrar?

2021-04-07

Es común pensar que ser rico es sinónimo de dispendio, de tener recursos que permitan tener acceso a todos los lujos y comodidades, sin embargo, lo cierto es que el dinero es finito si no se cuida, por lo que incluso los ricos tienen que aprender a vivir dentro de […]

¿La diversificación preserva el capital?

2021-03-25

Una de las famosas frases de Warren Buffett menciona “La concentración construye la riqueza y la diversificación la preserva” y coincido con él siempre y cuando uno sepa lo que está haciendo. Invertir sin conocer el funcionamiento de los instrumentos financieros vuelve a los mercados lugares que pueden parecer confusos […]